viernes, 18 de octubre de 2013

Gambas al ajillo sobre cama de cous cous



Una tapita de las ricas-ricas... Con ingredientes sencillos (eso si, hay que utilizar gambas de calidad) podemos conseguir aperitivos diferentes y apetecibles.
El sabor del cous cous en ensalada le aporta un toque fresco a la gamba. Y es que desde que descubrimos el taboulé, creo que le vamos a sacar más partido a esta forma de cocinarlo.En este caso, elaborado mucho más sencillo, sin nada más que el toque de limón y menta fresca. Os invito a probarlo!

Ingredientes:
1 bolsa de gamba pelada (yo la utilizo congelada)
2 ajos
1 guindilla

Para los cous cous:
1 taza y 1/2 de cous cous
1 taza de agua
Aceite, sal, limón, perejil y menta fresca

1.- Preparar los COUS COUS la noche anterior:
- Poner a hervir el agua junto con un chorro de aceite, un poco de limón exprimido y sal.
Cuando hierva, apagar el fuego y añadir los couscous, removiendo bien con un tenedor para que no se quede apelmazado.
- Picar la menta fresca con unas tijeras y añadirlas a la pasta. Dejar enfriar.

2.- Preparar las GAMBAS AL AJILLO.
En una sartén con un poco de aceite, dorar los ajos fileteados y la guindilla. Añadir las gambas hasta que pierdan su jugo y queden doraditas, teniendo precaución de retirar la guindilla pronto (si no nos gusta excesivamente picante). Espolvorear con perejil picado.

3.- Servir en cuencos individuales una cama de cous cous al que le añadiremos un chorrito de aceite de oliva y sobre la pasta, colocaremos las gambas.
Lo podemos tomar templado. Además, como tenemos el cous cous preparado con antelación, es muy cómodo de servir, simplemente templando las gambitas y presentando.
Ya me contaréis....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada